Entrevista a Alejandro Muriel de HDRA

Entrevista a Alejandro Muriel de HDRA

Alejandro iba a ser Gerente de Riding Academy en su región, pero ahora es docente en la mejor academia de manejo de Medellín. Conoce al talentoso y divertido Coach Alejandro Muriel, “Shaggy”, de Harley-Davidson® Medellín Riding Academy, Colombia

¿QUIÉN ES ALEJANDRO MURIEL VELÁZQUEZ?
Nací en Medellín, Colombia en 1988, todos me conocen como “Shaggy”. Mi familia es de pueblo, mi padre es docente, mi mamá es secretaria y tengo una hermana menor que yo, quien también es docente. Con el tema del aprendizaje hemos estado muy afín. Mi pasión son los Boy Scouts y la docencia.

¿DESDE CUÁNDO ERES HARLISTA?
Desde hace tres años y medio, éste es mi cuarto año.

¿CÓMO TE INTEGRAS A HARLEY-DAVIDSON RIDING ACADEMY?
Entré al concesionario apoyando el tema de logística: los eventos, las salidas, las rodadas. Ahí empecé a enrolarme con el tema de Harley-Davidson. Mi jefe me presentó la oportunidad de participar en el proyecto de Harley-Davidson Riding Academy, entonces empezamos a manejar el proyecto y a estudiar los manuales de entrenador. David Eli vino hace poco más de dos años a terminar de capacitar a quien sería el entrenador. Mi rol originalmente era Riding Academy Manager, no el Coach, pero debido a la afinidad con David Eli, terminé entrenándome en México como el Coach. Al regresar a Colombia, ya teníamos los prospectos para los nuevos cursos e iniciamos con dos personas, un papá de más de 50 años y su hija de 19 años. Parecía un reto, pero fue una experiencia muy interesante.

¿QUÉ DISFRUTAS MÁS DE RIDING ACADEMY COMO COACH?
Compartir con gente diferente. No sólo poder enseñarle algo de seguridad a la gente, uno también aprende de ellos. Todos los caracteres son diferentes; las formas de ser de cada uno son diferentes y vienen con su motivación y sus sueños, o con mucho miedo, y yo me caracterizo por hacer chistes o cosas graciosas en los momentos más tensos y entonces las personas se relajan un poquito más. Para mí el eje principal del curso es que tengan una actitud de aprendizaje divertido. Eso ha generado mucha atracción para la gente de acá.

¿QUIÉN PROMUEVE HDRA EN COLOMBIA?
Lo promuevo yo y lo promueve H-D Medellín; nosotros tenemos como estrategia la publicación en redes. Es un trabajo en equipo que tenemos los vendedores de la tienda y yo. Cada vez que llega un posible cliente, comienza a preguntar por la moto y empieza a presentar dudas, le hablamos del curso de H-D Riding Academy, entonces esto genera una herramienta para que la persona se acerque y gane confianza. Por ejemplo: - “Yo manejo motocicleta, pero no la conduzco hace muchos años” o - “tengo miedo”; - “pues venga a H-D™ Riding Academy”. - “Nunca he comprado una moto y me llaman mucho la atención, pero me da miedo”; - “venga a H-D Riding Academy”. O simplemente - “ya manejo”; - “venga a H-D Riding Academy y adquiera técnica”. Eso afianza a la persona. Cuando yo tengo un prospecto de cliente, lo remito a los vendedores y viceversa.

¿CÓMO SE CONTRIBUYE A LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVOS MOTOCICLISTAS EN COLOMBIA A TRAVÉS DE LA ACADEMIA?
El cliente llega entusiasmado por la moto, pero tiene miedo. Medellín tiene mucho tráfico y es caótico y a los aprendices les genera miedo. La base del curso es generar criterio para conducir con seguridad y técnica. Una vez terminado el curso, generamos espacios y salimos con los aprendices aplicando las normas de seguridad, cómo rodar en grupo y esto genera confianza para que mejoren su velocidad y su ritmo.

¿CÓMO ES QUE SE VIVE EL PROGRAMA H-D RIDING ACADEMY EN COLOMBIA?
El primer día se realiza el Academy Party en tienda. Hacemos la bienvenida y me presento. Iniciamos el proceso para que conozcan la tienda por departamentos, que sepan quién se encarga de qué. En el caso de que quieras customizar tu moto a quién te diriges; papeleo y seguros con quién acuden y así vamos desglosando a cada uno de los departamentos. Luego nos vamos a la parte de elementos de protección personal, vemos cada una de las características como casco, chaqueta, guantes, pantalones, y las botas; recalcamos que es importante y obligatorio usarlos para el curso. La seguridad es un eje fundamental para la clase. Posteriormente, usamos el Jumpstart™, que es la plataforma simuladora, donde empezamos a hablar un poco sobre de qué lado me subo a la moto, el lado frío, los controles y practicamos. Primero familiarizamos a la persona con la presencia de la moto y luego con los controles. En el segundo día nos encontramos en el campo de entrenamiento, se abordan los temas de los siguientes dos días, se enseñan maniobras de control a baja velocidad, hablamos del contrabalance y se cubren otros controles que no vimos en la tienda hasta generar la confianza para que la persona se suba a la moto. Una vez en la moto empezamos haciendo una serie de ejercicios siempre yo acompañando a la persona. Seguimos en el proceso, empezamos el contrabalance y les explicamos los ejercicios para hacer “ochos” y giros en U y se practican los cambios de marcha. El segundo día de campo se empieza con los ejercicios a alta velocidad. Se inicia el proceso de frenado, los cinco pasos y se siguen otras instrucciones sobre los tipos de superficies; cómo evadir peligro, ataque a curvas y al final entronques e intersecciones. Adicionamos una pista de obstáculos donde se pone en práctica todo lo aprendido. Ya listos los alumnos, se inicia la rodada de graduación. A veces se programa un día adicional de ser necesario para salir. La idea es pulir y afianzar el conocimiento pues es complejo salir a la calle si un alumno no está seguro, así que es preferible reprogramar un día adicional.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE SER UN ALUMNO DE HARLEY-DAVIDSON RIDING ACADEMY EN COLOMBIA?
El seguimiento que se le da a cada alumno es 100% personalizado. Como un plus, si el alumno compró una moto, se le obsequia una mañana o una tarde para poder hacer la transición de conocimientos hacia la motocicleta que adquirió porque no es lo mismo aprender en una moto, que la moto que vas a manejar cotidianamente. Estudiar en Harley-DavidsonRiding Academy te da seguridad y te abre la mente pues se hacen ejercicios constantes de observación. Se vuelve una familia la relación entre instructor y aprendiz.

¿CUÁL HA SIDO LA MAYOR SATISFACCIÓN QUE TE HA TRAÍDO SER PARTE DE HDRA?
El cariño que recibo de los alumnos, la amistad y el apoyo son enormes. Sienten que alguien los escucha, que alguien les explica. Se generan actividades de Harley donde ellos son los que participan. Este proyecto me llena de alegría, me pone muy feliz que uno se sienta útil para la vida, que esté dejando algo para alguien. A uno lo reconocen los aprendices, me escriben para contarme sus experiencias de rodada, sus adquisiciones de moto, que quieren cambiar de moto y me piden consejo sobre cuál comprar y esto significa que estoy haciendo algo en pro de las personas.

¿CUÁLES SON LOS RETOS EN MATERIA DE CULTURA VIAL EN COLOMBIA PARA HDRA?
Respetar la señalización vial. El motociclista promedio no respeta señalización. No saben rodar en grupo y no hay conciencia grupal. Hay demasiadas motos que pueden acumularse en un semáforo en un momento dado. En un instante se pueden llegar a juntar 60 motos. Se meten entre vehículos y generan maniobras peligrosas. El uso incorrecto de los carriles y no respetar la ley hace que haya situaciones de riesgo y esto es lo que tratamos de corregir en la Academia. Últimamente en Colombia se ha generado una normatividad para expedir licencias de motociclista que exige que el motociclista tome cursos de manejo para obtenerla.

¿CUÁNTOS EGRESADOS HA GENERADO HDRA?
Alrededor de 120 en dos años. Últimamente estamos teniendo mucho auge, casi el 50% de los cursos son para personas de fuera de Medellín como Cali, Bogotá, Pereira. Lo que llama la atención es la técnica y la conducción responsable más que las acrobacias.

¿CUÁL ES TU MOTO HARLEY-DAVIDSON® PREFERIDA?
Voy a ser totalmente sincero, Fat Boy®, es un ícono, pero no hay nada mejor que conducir que una Road Glide® por el ángulo en que atacas la curva, el dominio, lo suave que es la dirección, la potencia que te entrega, el confort del sonido; no hay como rodar escuchando tu canción favorita. También la capacidad para el acompañante, el apoyo lumbar para el conductor, la capacidad de carga; en fin, tiene muchas características buenas. De hecho, la mayoría del tiempo ruedo en Street Glide® y Road Glide®, pero si es por corte, forma de ser y carácter es la Fat Boy®. Ahí soy dos personas diferentes.

¿HASTA DÓNDE TE HA LLEVADO TU MOTOCICLETA H-D®?
A Barranquilla, son aproximadamente mil kilómetros hacia allá. Fue un día de rodada de ida y vuelta en un rally del Caribe. Estando allá rodamos aproximadamente 450 kilómetros adicionales. Fue en enero, un fin de semana de locura y apoyando el evento que realizó Harley-Davidson® Medellín. Viajé en una Street Glide® CVO 2016.

¿CUÁLES SON LAS REDES SOCIALES DE CONTACTO?
En Facebook Harley-Davidson® Medellín e Instagram harleymedellin