Jeweller. Model. Influencer. Imogen Lehtonen is a very modern type of Harley-Davidson motorcycle rider

Calaveras, Anillos & Rock ’n’ Roll

Joyera. Modelo. Influencer. Imogen Lehtonen es un tipo muy moderno de usuaria de Harley-Davidson


Texto: Jeremy Pick
Fotos: Autumn Spadaro

Cualquiera con un interés en la cultura del rock 'n' roll habrá oído hablar de la empresa de joyería The Great Frog. Fundada en 1972 en la famosa Carnaby Street de Londres, su empresa se ha convertido en un icono de la estética del rock 'n' roll, con sus característicos anillos de calavera y sus diseños alternativos de joyería. Lemmy, Slash, y Ozzy Osbourne fueron unos de sus primeros fans. Johnny Depp y Arnold Schwarzenegger son clientes suyos. Piezas de The Great Frog se han podido ver en las películas de Harry Potter y usadas por el Joker en Escuadrón Suicida. Motörhead, Slayer y Iron Maiden han colaborado con la compañía, y ahora una nueva generación de estrellas del hip-hop y la música alternativa, incluyendo Post Malone, los Arctic Monkeys y Lady Gaga, están descubriendo el trabajo de The Great Frog.

Viviendo la marca
Imogen Lehtonen, sobrina de los fundadores, encarna las actitudes de The Great Frog: espíritu libre, amante de la música y motorista Harley®. Desde la tienda de Melrose Avenue en Los Angeles, California, Lehtonen está llegando a una nueva generación a través de sus joyas artesanales, su abrazo a la cultura de la motocicleta y sus seguidores de Instagram.

The Great Frog ocupa una posición única en el diseño de joyas contemporáneas. En la época en que las calaveras eran una estética más restringida, nadie más utilizaba la artesanía de la joyería para hacer anillos de calaveras a mano, algo que no ha pasado desapercibido a los músicos y a los entusiastas de la contracultura, que valoran la autenticidad de la empresa y la forma en que se ha mantenido fiel a sus raíces. Estos son atributos que van de la mano de los músicos tanto ahora como a principios de los años 70.

Una pasión compartida
"Las motocicletas, la música y los tatuajes siempre han sido el círculo en el que trabaja The Great Frog, y son todas cosas que me encantan, así que es natural que promueva la compañía a través de mi forma de ser y actuar", dice Lehtonen. "Mi padre era una persona increíble y completamente apasionado por las motos - iba de paquete a la escuela con él - y es y siempre será mi inspiración Nº1. Llevaba en su billetera una foto de su vieja Panhead que había vendido a un amigo antes de salir de Estados Unidos para fundar The Great Frog, primero en el Reino Unido y luego en Nueva Zelanda. Cuarenta años después, regresó y la buscó, y ahora es mi primo quien la monta en Londres.

"Mi padre falleció hace cinco años, pero tengo recuerdos increíbles de haber ido en moto con él. Me introdujo al mundo de la moto y se convirtió en una pasión compartida, así que ahora cada vez que monto me siento más cerca de él, está ahí mismo".

Personalización
Tan pronto como Lehtonen se mudó a los Estados Unidos, compró una Harley-Davidson®. "Me encanta la estética, la marca y lo que representa: va de la mano con Estados Unidos, y esa sensación de libertad y oportunidades sin fin; la sensación de que puedes montarte en moto y rodar en ella durante semanas, viendo cosas nuevas y teniendo nuevas experiencias".

Ahora Lehtonen tiene dos motocicletas H-D®, que aparecen con frecuencia en su cuenta de Instagram. Una Sportster® 1200 es su montura urbana, mientras que para los viajes más largos usa una FXR de 1994. Ni que decir tiene que ambas han sido personalizadas para reflejar su estilo personal. 

"La Sportster es la que más trabajo ha requerido para adaptarse a mis gustos y estilo de conducción, y ahora estoy completamente enamorada de ella", dice Lehtonen."La horquilla es cuatro pulgadas más alta que de fábrica y unas estriberas customizadas de montaje intermedio, y es una gran moto para la ciudad. Para los viajes largos, tengo la FXR. Me gusta ser práctica y trabajar yo misma las motos; mi trabajo diario es con herramientas manuales - soldadura, esmerilado, martillado, oxidación y pulido de joyas - o sea, que es algo que me sale de forma natural. Eso ha alimentado mi amor por las motos más antiguas; tienen un sonido, un tacto y una fuerza propias. Y puedes crear un estilo único que se adapte al tuyo". 



En la carretera
El motociclismo también juega un papel clave en la vida profesional de Lehtonen. "Para mí, montar en moto es una terapia. Durante los últimos ocho años, ha sido mi principal medio de transporte y me hace feliz. He probado el yoga y la meditación, pero la mejor manera de calmar mi mente es el trayecto que hago desde las montañas hasta Los Ángeles para trabajar. A menudo me bajo de la moto y he solucionado algo que me había estado molestando. Y el viaje de vuelta a casa es mi manera de olvidarme de todo lo demás que está sucediendo.

"Me encantan los viajes largos en moto. El último gran viaje que he hecho ha sido con Norman Reedus de The Walking Dead. Vino a la tienda a recoger su anillo de calavera y terminamos subiendo por la costa y filmando el episodio inaugural de su serie, Ride with Norman Reedus. Me gustaría hacer otro viaje de larga distancia pronto, tal vez de ida y vuelta a México; o al norte de California, durmiendo al lado del río con una mochila y una tienda de campaña".

Otro viaje muy recordado fue cruzando el país en 2015 con una Dyna® Wide Glide®, recorriendo 6.000 millas en 38 días desde Brooklyn hasta San Francisco con un grupo de otras jóvenes motoristas e influencers, terminando en Sturgis. "Fue muy divertido", recuerda Lehtonen. "Me gusta la sensación de montar junto a un grupo de personas con las que comparto cosas; buenos motoristas con los que me puedo sentir cómoda. Pero de nuevo, me gusta subir a una moto y ponerme en marcha. Supongo que lo que pasa es que me encanta ir en moto".  

Imogen Lehtonen @imogenocide